agosto 21, 2008

Desaparecido

Hace varios días que no posteo nada. Esto se debe a que toda la semana pasada estuve trabajando en mi tesis, y el finde largo me fui con amigos a Catamarca.
El viajecito estuvo excelente, conocimos muchos lugares espectaculares: el Paso de San Francisco, en la frontera con Chile, al que no pudimos llegar (casi lo conocemos) debido que a los 5 mil mts. de altura se desató una fuerte tormenta de arena y tuvimos que volver; las termas de Fiambalá, el Rodeo y otros pueblitos del interior de Catamarca. Por supuesto, nos cansamos de comer asado y disfrutamos de la noche capitalina.
Anécdota aparte, de vuelta transitando por la ruta Jesús María-Córdoba, como siempre después de un fin de semana largo las vías de acceso a la ciudad se tornan un caos vehicular con accidentes e imprudencias, y colas y colas de autos avanzando a paso de hombre, a la altura del peaje nos detuvimos a "hacer una necesidad" al costado de la ruta, con tanta mala suerte que había cerca un móvil policial. Resultado: la policía pidiéndonos documentos. Mientras tanto algunos kilómetros atrás los automóviles sobrepasaban con doble línea amarilla, con total imprudencia.
La caminera, anunciada con bombos y platillos, brilló por su ausencia. Pero eso sí. A los pibes que orinan en la banquina, a esos sí los molestamos.
Bueno, ya me quejé. En breve vuelvo con más cosas para decir.

5 comentarios:

Agus dijo...

qué envidia, ya es el tercer blog que leo que se fue de viaje!!
yo también quiero

Hernán Reibel Maier dijo...

Felicitaciones a la caminera por cumplir con su máxima responsabilidad: detener a los chorros.
Lástima que eran los chorros de orina de mi amigo Eduardo..

Emma dijo...

Que lindo, Edu!

Como le decía a Ramiro, no sabía que andaban de farra juntos...

Ya me anoté para la próxima si me invitan, eso sí, yo no lavo platos eh?, manejo si quieren.

Besos.

Edu dijo...

Emma...te contamos para la próxima de una!
Asi es...con Rama somos compañeros de farra de antaño...
Obvio te sumamos!...

Besos...

rama dijo...

Farra, parranda y tantas otras cosas...!, parecen confesiones de invierno, pero que buen viaje querido no!, habrá que conseguir una casilla para la próxima, bienvenido sea entonces aquellos viajantes que deseen desandar las rutas, calles, ciclovía o tan sólo una baldosa!.
En fin, muy bueno saludo querido al igual que todos tus exponentes!.