febrero 10, 2009

La tecnologia y los vínculos

Mucho se habla del debilitamiento de los vínculos interpersonales gracias a la utilización de la tecnología como mediadora de estos.
Sin embargo, y contra cualquier pronóstico escéptico, leo en Comercio y Justicia que un juez de familia rosarino ordenó a un padre divorciado residente en España, a contactarse con su hijo que actualmente vive en Argentina a través del chat, por lo menos tres veces por semana, para mantener y enriquecer el vinculo parental.
Si partimos desde el punto de vista, en este caso, de que la necesidad de comunicación en una relación padre-hijo, se base en un "orden judicial", me parece que no se está generando ningún contexto positivo para el crecimiento y fortalecimiento del vinculo.
El tema obviamente es más profundo y va mucho mas allá de la utilización o no del chat o cualquier otra red social, en excesivo auge en la actualidad.
Sin embargo, y no alejándose demasiado de la concepción de un medio de comunicación como "medio" y no como el "mensaje" en sí, en este caso el uso de la tecnología podría brindarnos una cierta sensación de estrechez y cercanía, que obviamente no reemplaza a los lazos que se generan en otros contextos y situaciones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

un bebé al nacer sin contacto físico no puede sobrevivir, se estudió mucho en los hospitales durante la segunda guerra mundial, los bebes que no recibían contacto físico, a modo de afecto, por más que fueran alimentados por sondas morían...
a lo que voy, todo bien con este temita de acortar las distancias con las nuevas tecnologías pero somos seres q no solo nos alimentamos de palabras, nos hacen falta abrazos y acciones que demuestren los "te quiero" escritos en un monitor...
Puede fortalecer un lazo, pero si no está creado y nutrido por otro lado..m parece que internet crea lazos, muchas veces, vacíos..

Mel

Eduardo Roldán dijo...

Mel, en eso estoy de acuerdo con vos..por eso hable en el post de "un cierta sensación...", sin embargo el medio condiciona el mensaje, y un medio virtual produce lazos y vinculos en general igual de "virtuales".
Gracias por tu comentario.
Saludos...

Gamar dijo...

Es interesante. No había escuchado que una orden judicial comtemplara el chat.
Seguramente no es lo mismo, pero puede ser muy importante.
Saludos

JuanCO dijo...

A mi hay dos cosas que me hacen ruido:

1. La obligación que le imponen al padre de mantener contacto con su hijo. Es decir, ¿acaso no será más perjudicial para el niño ver a su padre completamente desinteresado en él? Es decir, hasta ahora este chico sintió angustia por la lejanía del padre. Quizás con esta obligación, viéndole la cara de resignado en la webcam, se dé completa idea de que su padre no le quiere, o al menos, no le quiere en su vida.

2. Es curioso que algo tan importante, tan profundo, tan decididamente importante en la vida como lo es "ser padre", se resuelva con un "simple chateo" o "contacto virtual". Eso es muy de nuestro tiempo, y muy deprimente por cierto. La medida es un caso excepcional, es verdad, y muchos lo toman como "un avance". Pero: ¿y qué pasa si estas medidas dejan de ser excepcionales? ¿quién dice que no pueda ocurrir en un tiempo no muy lejano que alguien que no tiene problemas como el de este caso: "mire jueza, a mi hijo ya lo tengo en el facebook y le dejo 10 comentarios al día, no le parece que ya es mucho contacto"?

Lo peor, es que ya ocurre. Ya nos pasa sin que medie una jueza. Muchos nos decimos "sociales" por la cantidad de contactos, comentarios, visitas, fotos que cargamos, etc. Es una pena.